Bollitos de requesón con almendras.

Los Bollitos de requesón con almendras que te traigo hoy han quedado muy tiernos y las almendras les han dado un toque crujiente en la corteza.

He sustituido parte de la mantequilla por requesón (me gusta experimentar con este tipo de masas y con ingredientes diferentes) y he utilizado azúcar invertido para reducir el azúcar y que la masa resulte más esponjosa.

Tienen el tamaño ideal para rellenar al gusto: con mermelada, queso de untar, crema de chocolate…o para disfrutarlos solos, con un café o té.

¿Te animas a prepararlos?

Bollitos de requesón y almendras
Bollitos de requesón con almendras 

INGREDIENTES PARA EL PREFERMENTO:

  •  25 Gr. de levadura de panadería prensada
  •  100 ml. de leche
  •  1 Cucharadita de azúcar

PARA LA MASA:

  •  2 Huevos medianos
  •  65 gr. de Requesón
  • 25 gr- de Mantequilla
  •  30 gr. de azúcar invertido
  •  1 Cucharadita de sal
  •  450 gr. de harina de fuerza
  •  El zumo y la ralladura de 1 naranja
  •  1 Huevo batido (para pintar la masa antes de hornear)
  • Azúcar glass (para decorar) y almendras laminadas
Bollitos de requesón y almendras
Bollitos de requesón con almendras 

ELABORACIÓN:

  1. Comenzamos elaborando el prefermento. Calienta ligeramente los 100 ml de leche, que esté tibia, y disuelve en ellos la levadura con una cucharada de postre de azúcar. Mezcla bien y deja reposar tapado con film 30 minutos . En ese tiempo duplica su volumen y el azúcar ayuda a que la levadura haga su trabajo.
  2. Pasada esa 1/2 hora, coloca en el centro de un bol grande la harina tamizada, la cucharadita de sal,el azúcar invertido , los 2 huevos, el requesón y el prefermento,hasta que la masa quede suave y elástica. (Si tienes robot o panificadora, pon todos los ingredientes en su recipiente, facilita mucho la tarea de elaborar la masa).
  3. Agrega la mantequilla a temperatura ambiente en pequeños trozos.
  4. Mezcla bien todos los ingredientes, amasando con las manos hasta conseguir una masa que no se pegue. Al principio parece que queda pegajosa, pero al trabajarla mejora su consistencia y se vuelve más manejable.
  5. Haz una bola con ella ,ponla dentro de un bol, cúbrelo con film y deja que suba entre 2 y 3 horas. 
  6. Pasadas las 3 horas, la masa habrá doblado su volumen, estírala en la encimera enharinada y corta porciones de unos 50 g, puedes pesarlas para que sean lo más iguales posible. Bolea las porciones y coloca en placa de horno forrada con papel de hornear, separados entre sí.
  7. Deja reposar 2 horas tapados con un paño de algodón dentro del horno apagado.Una vez transcurrido ese tiempo, habrán vuelto a doblar su volumen.
  8. Pinta con huevo batido, cubre con unas cuantas almendras laminadas y hornea a 180ºC  en horno precalentado unos 20 minutos.
  9.  Espolvorea con azúcar glass y ¡listos para disfrutar!
Bollitos de requesón y almendras
Bollitos de requesón con almendras 

Mis trucos: 

  1.  En los tiempos de levado,dejo la masa dentro del horno apagado, para que las corrientes y los cambios de temperatura no le afecten.
  2. Con estas cantidades me han salido 12 bollitos, de tamaño generoso.
  3. El tiempo de horneado depende de cada horno, pero entre 15 y 20 minutos quedan con ese color ligeramente tostados y la miga esponjosa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *